Derek Jeter Conectó Un Sencillo En Su Estadio De Los Yankees En El Último Turno Al Bate

Por: Ralejo
Publicado en Deportes
26 septiembre, 2014 1185 Vistas 1 Comentario

New York Yankees v Los Angeles Angels of AnaheimEn la parte alta del noveno inning con los Yankees que conducen a los Orioles 5-2, Derek Jeter salió a la cancha en el Yankee Stadium para lo que se suponía que era la última vez en su ilustre carrera hacia el Salón de la Fama. Pero el destino del béisbol le tenía otros planes.

Después que Nick Markakis cojiera la primera base y Alejandro De Aza ponches la segunda, Adam Jones bateó un jonrón al jardín izquierdo de los Yankees y David Robertson redujo el déficit de los Orioles a uno.

Robertson ponchó a Nelson Cruz para poner a Nueva York a un out de la victoria. Pero el destino quiso que él, Steve Pearce tomara el primer lanzamiento que viera, un cortador de 91 MPH, y criticó el jonrón del empate.

Debido al tercer foul en el cierre del noveno, Jeter haría bateo de nuevo.

Derek JeterEl Manager de los Orioles Buck Showalter reemplazado el lanzador Joe Saunders por Evan Meek, quien permitió un sencillo a José Pirela para comenzar la parte baja del noveno.

Después Antoan Richardson reemplazado a Pirela como corredor emergente, Brett Gardner puso un toque de sacrificio para avanzar a Richardson a la segunda base.

Jeter, quien ya había duplicado en su primer turno al bate antes de conducir en el RBI de la ventaja en la séptima entrada, se metió en la caja de bateo con un out, un corredor en posición de anotar y la oportunidad de grabar aún más su nombre en los Yankees. Y él entregó.

Jeter, con su mano fuera del giro, fue tras el primer lanzamiento, un cambio de velocidad de 86 MPH y recortó entre primera y segunda base.

Richardson venció el tiro al plato, el dugout de los Yankees voló sobre el campo y Jeter, normalmente humilde y afable, dejó escapar una sonrisa enorme cuando levantó las manos en el aire.

La multitud del Yankee Stadium estalló en un frenesí por la jugada.

Michael Kay quedó en silencio mientras Jeter, y sus compañeros de equipo, en la ciudad de Nueva York se deleitaban en el juego de béisbol en el momento.

+Ralejo

Un comentario

  1. Pingback: Bitacoras

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Cargando…